martes, febrero 26, 2008

La pequeña vendedora de fósforos

Hay un ejemplo que resume todas mis ideas y que todo el mundo puede entender. Quiero que la niña que nace en España tenga una familia, y una vivienda, y unos padres con trabajo. Es lo mínimo que debemos exigirnos para todos. Me esforzaré para que la familia esté atendida y la vivienda se pueda conseguir y para que no falte el trabajo.

Quiero que esa niña, nazca donde nazca, reciba una educación que sea tan buena como la mejor, que se pueda pasear por todo el mundo sin complejos, porque sabrá idiomas y tendrá un título profesional que se cotice en todo el mundo.

Quiero que sea un heraldo de la libertad, de la tolerancia y de los derechos humanos, porque habrá crecido en libertad, y no tendrá miedo a las ideas de los demás, y habrá aprendido a respetar a todos los que respetan la ley.

Quiero que sienta un hondo orgullo por ser española, por pertenecer a esa nación tan vieja, tan admirable que le habrá ofrecido las mejores oportunidades, pero que habrá sabido ser exigente con ella para convertirla en una mujer madura y responsable.

Mariano Rajoy, candidato del PP y cuentacuentos

9 comentarios

e. dijo el 26/2/08 3:14 p. m.

Jajaja!!! Muy agudo lo del cuentacuentos. Qué bueno...

aurë dijo el 26/2/08 4:11 p. m.

El final de Marianín fue de traca. El cambio de "Ud. ha agredido a las víctimas del terrorismo" por el "érase una vez una niña" fue kafkiano del todo.

Y el contraste entre esta imbecilidad de la niña y el "no puedo asgurar que todas las personas tengan éxito pero sí al menos que todas tengan igualdad de oportunidades" de ZP fue sideral.

De todas formas, y para un más completo conocimiento de mis impresiones sobre el debate, léase mi blog, jejeje.

Modo autobombo OFF.

Lupe dijo el 26/2/08 6:56 p. m.

Pero qué pedazo de impresentable es Rajoy...como puede usar tan alegremente la demagogia!!??
Viva la democracia, pero si gana Rajoy, me exilio!!

Sensai dijo el 27/2/08 8:38 a. m.

Supongo que esa niña no será de las que han entrado al país "gracias al coladero de personas" de ZP, como acusó Mari Ano.
Ufff, no puedo con él!

Evaristo dijo el 27/2/08 11:37 a. m.

Supongo que algún asesor le dijo a Rajoy que la mejor manera de transmitir el marco de valores del PP era mediante un cuento con un personaje y una historia concretos. La niña de Rajoy tiene la ventaja de que se habla de ella más que del mensaje socialdemócrata de Zapatero, más difícil de recordar porque era más abstracto.

Hay que tener en cuenta que en el brevísimo cuento de Rajoy cupieron todos y cada uno de los ejes de ese marco con el que el PP quiere que le representemos en nuestra cabeza: familia, esfuerzo, respeto, ley, España, exigencia, madurez, y responsabilidad. También repitió otros conceptos que solemos identificar con el PSOE, supongo que con el doble objetivo de suavizar su mensaje e intentar neutralizar esa identificación: tolerancia, oportunidades y, de alguna forma implícito en todo el texto, igualdad.

Sí, lo que hizo Rajoy puede parecer ridículo. Pero eso no quiere decir que no sea efectivo entre la gente que no tiene decidido su voto. Puede ser muy efectivo de cara a ese indeciso que está buscando, sin prejuicios previos, a un candidato que represente, de forma creíble y comprensible para él, los valores que mejor encajan con su forma de entender la vida en sociedad.

¡Saludos!

Testigo dijo el 27/2/08 12:16 p. m.

El cambio entre las víctimas y la niña fue muy brusco, sí... pero fue el perfecto colofón a una línea descendente. Zapatero perdió los dos primeros bloques del debate. Rajoy, los tres últimos: porque fuera del precio del pollo y del "nos invaden"... nada.

Sensai dijo el 27/2/08 3:35 p. m.

Se busca a una niña, lleva un bonobús, responde al nombre de Esperanza, va acompañada de un abuelito jubilado de Endesa, se han perdido. Por favor, llamar a sus padres Mariano y José Mari, calle Conferencia Episcopal, 1.

aurë dijo el 28/2/08 10:02 a. m.

Discrepo esta vez, Evaristo. No veo la más mínima posibilidad de que ese "cuento" pueda ser efectivo de cara a votantes indecisos. Si lo hubiera planteado de otra forma, no te digo yo que no pero fue tan ridículo, puso una voz tan lamentablemente ñoña y quedó tan fuera de lugar teniendo en cuenta la línea de su discurso en la recta final del debate que no creo que le pueda haber llegado a nadie en el sentido que comentas.

Anónimo dijo el 15/11/12 12:52 p. m.

kjirjfkldrtu mvvvvvvvvvvvvvvdigodf lksjuwierowqjdalmxhfuyu jdmvndkrus nfjrj cdfjvnbiuo alskrigjjkjld ruwosm 1 2 3 4 5 6 7 8 9 logkfjdiruehd kfiurjfdld ksjfjfkdss añsldkfjghbnuy añsldkfjgirmc

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker