jueves, abril 24, 2008

Dios hasta en la sopa

El gobierno de Esperanza Aguirre y el cardenal Rouco Varela han firmado un convenio en el que se establece que el Servicio de Asistencia Religiosa Católica, hasta ahora dedicado a visitar a los enfermos, va a formar parte del comité de ética y del comité interdisciplinar de cuidados paliativos de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid. Estos comités se encargan de decisiones tan trascendentales como la sedación de enfermos terminales, la práctica de un aborto o la reanimación de un bebé en determinados casos, y estaban hasta ahora formados por los facultativos de cada centro. En la serie House son Cuddy y Wilson, junto con otros médicos, los que forman parte del comité de su hospital, al que incluso House tiene que obedecer cuando se trata de casos controvertidos.

Pero esto no es una serie de televisión. Esto es muy serio. Que un comercial sacerdote visite o no a un enfermo terminal para intentar venderle su producto cumplir con los ritos de su religión no deja de ser legítimo, siempre que sea con el consentimiento del paciente o, en su defecto, de sus familiares. Pero que unos señores que rigen sus vidas según los designios de un amigo invisible participen en decisiones estrictamente médicas es una broma de muy mal gusto. ¿Qué será lo siguiente? ¿Leer el horóscopo en el comité de ética? ¿Y qué horóscopo, ya puestos? ¿El occidental o el chino?

Quiero pensar que la decisión de que un sacerdote participe o no en estos comités la tomarán en cada caso el paciente o sus familiares. Habrá que estar atentos a este extremo.

2 comentarios

Fétido dijo el 24/4/08 11:33 p. m.

Hoyga:
Lo de House, ¿ha sido ósmosis o telepatía?

Evaristo dijo el 25/4/08 8:41 p. m.

Ha sido que llevo un mes viendo 3 capítulos diarios de House (esto de vivir en el exilio es lo que tiene) y en realidad lo raro es que no escriba todos los días algo sobre el Lupus o la Sarcoidosis ;)

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker