sábado, enero 03, 2009

Mea culpa

Me pregunto hasta qué punto todo eso del "laicismo radical", la "ofensiva laicista" y demás chorradas que viene diciendo la jerarquía eclesiástica últimamente, no son más que una forma de desviar la atención de la evidente tendencia negativa que sufre la fe católica, tanto en cantidad como en calidad. Bueno, en realidad no es que me lo pregunte, sino que está bastante claro.

No sé, pero digo yo que si lo que pasa es que les va mal el negocio, en vez de echarnos la culpa a los demás quizás deberían plantearse entonar ese mismo Mea Culpa que tanto reclaman.

Actualizado el Domingo. Como siempre, Forges lo explica mejor que yo:

2 comentarios

Fet dijo el 4/1/09 1:14 p. m.

¡Ah no, joven! ¿Ejercer autocrítica el sucesor de Pedro? Eso sería socavar el dogma de su infalibilidad.

Evaristo dijo el 4/1/09 2:14 p. m.

Es lo que tiene cuando uno te eriges en portavoz de un ser omnipotente y omnipresente y a la vez tienes la seguridad de que nunca va a aparecer para desmentir lo que digas en su nombre.

¡Feliz año!

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker