jueves, mayo 07, 2009

Riesgo moral

Riesgo moral (moral hazard) es un concepto económico que describe una situación en la que un individuo decide no colaborar en el mantenimiento de un bien por el hecho de estar asegurado su disfrute. Un ejemplo típico es el de los seguros: si alguien poseyera una póliza de seguros que lo cubriera todo y en la que no se aplicase ningún tipo de penalizaciones, es obvio que se vería tentado a realizar actividades de riesgo sin medida, pues la aseguradora correría con todos los gastos. Pero hay muchas más situaciones en las que el riesgo moral juega un papel fundamental:

En mi oficina, por ejemplo, y me consta que no es la única en la que pasa, el éxito o el fracaso de los proyectos no tiene repercusión alguna sobre las personas que supuestamente los gestionan, con lo que ¿por qué iban a preocuparse de hacer bien su trabajo? De hecho, en mi oficina se cumple a la perfección el principio de Dilbert, que afirma que "las compañías tienden a ascender sistemáticamente a sus empleados menos competentes a cargos directivos para limitar así la cantidad de daño que son capaces de provocar". Hay días que no tengo muy claro si en nuestro caso lo hacen por eso o simplemente por joderme a mí, pero esa es otra historia.

En los últimos años hubo un buen número de bancos y cajas de ahorro que invirtieron en operaciones de riesgo que, de haber tenido éxito, les habrían reportado grandes beneficios, aunque igualmente podían suponer fuertes pérdidas. ¿Y por qué no habrían de hacerlo, si siempre está el estado para venir al rescate con el dinero de los contribuyentes cuando las cosas salen mal? ¿Acaso alguno de los directivos que tomó esas decisiones ha perdido su trabajo, o su bonus o el blindaje de su contrato?

Con la política pasa lo mismo. Mientras las listas con que los partidos concurren a las elecciones sigan siendo cerradas, el riesgo moral de los políticos que tienen garantizado el escaño seguirá siendo elevado. ¿Qué más da si uno lo hace bien o mal, o si dimite o no tras un escándalo o un caso de corrupción, si luego le ponen de número uno en la lista de su provincia? Al fin y al cabo, si las cosas se ponen realmente feas, siempre les quedará el Parlamento Europeo.

3 comentarios

Hector dijo el 8/5/09 10:55 a. m.

También se da en muchos casos en las comisiones de los comerciales. Si la comisión es por trato cerrado, independientemente de que el proyecto se haya vendido con plazos y costes impossibles reportando al fin perdidas a la empresa, que más da, se cierra y a gastar. Total si el proyecto luego no sale es de los técnicos. Aunque hubieran dicho que hacia falta el doble de tiempo y de dinero...

Evaristo dijo el 12/5/09 8:17 p. m.

Héctor, vamos, que te dedicas al desarrollo de software como yo ;-)

Anónimo dijo el 12/5/11 1:21 a. m.

Dé un ejemplo de cómo el problema del peligro (riesgo) moral podría impedirle obtener financiamiento para algo que desea hacer. ¿Se le ocurre alguna manera de resolver el problema?
gracias

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker