martes, junio 23, 2009

Liberales

Un taxista madrileño me aseguraba el otro día que por culpa de Zapatero le iba a corresponder una pensión más baja cuando se jubilase en unos meses. Mi amigo el liberal se quejaba más tarde de la parcialidad de TVE: no por sus informativos o por los programas de debate, sino porque las series Amar en tiempos revueltos y La señora son de izquierdas. Y luego están el PER, el subsidio de paro y las becas, que por sí solas ya le valen a un liberal que se precie para triunfar en cualquier debate.

Al taxista le di una buena propina. Con mi amigo me tomé unos cuantos cubatas. Supongo que es inútil intentar llegar a un acuerdo en lo demás.

3 comentarios

Anónimo dijo el 23/6/09 8:55 a. m.

Estas son las conversaciones típicas de un domingo cualquiera con la familia murciana: uno contra todos, todos contra mí. Ya sólo compartimos el arroz.
Seitor

animalpolítico dijo el 26/6/09 11:52 a. m.

Pues a mí me pasa igual con mi familia salmantina. Nosotros compartimos el pollo con patatas fritas y la política tratamos de evitarla. Todos contra mí es cansado.

Mar dijo el 1/7/09 3:20 p. m.

¿Y lo saludable que resulta quejarse? Es una herencia cristiana eso de buscar a alguien para echarle la culpa de muchas cosas. Lo gracioso del tema es ver cómo según quien gobierne se quejan unos u otros, por eso es importante tener una red amplia de amigos de cualquier "ideología".

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker