martes, septiembre 22, 2009

Cuesta arriba (I)

Dicen los periodistas de PRISA que su cambio de línea editorial respecto al presidente Zapatero no se debe a motivos empresariales, sino a que realmente es lo que piensan:

Fernando Garea el 14 de Septiembre

Se equivocarían si como estrategia defensiva atribuyeran las críticas a intereses empresariales y no examinaran las causas y buscaran remedios
Iñaki Gabilondo el 16 de Septiembre
El grupo PRISA está enfadado con Zapatero por la TDT pero eso no quiere decir que sus análisis no sean certeros. El presidente haría mal en desdeñar las observaciones que le hace el diario "El País", reduciéndolas a una simple vendetta.

¿Estamos ante una nueva batalla de la guerra del fútbol como en anteriores ocasiones? Hombre, teniendo en cuenta que en estos últimos años (en 2007 y 2008), cada vez que el gobierno o el parlamento han estado a punto de tomar una decisión que afectaba a PRISA ha pasado lo mismo, creo que objetivamente la respuesta es sí.

Ahora bien, ¿ocurre esta vez como dice Iñaki Gabilondo? ¿Son aún así los análisis de los periodistas de PRISA certeros en sus críticas a Zapatero, independientemente de la guerra del fútbol? Eso ya es más complicado. Desde mi punto de vista lo que está claro es que son legítimos (siempre que no falten a la verdad o hagan eso tan feo de mezclar opinión con información), pero ¿certeros? La crítica fundamental de PRISA se resume en el famoso editorial en dos partes que el diario El País llevó en su portada el día 16 de Septiembre, En la pendiente: el problema estaría en "los modos presidencialistas exhibidos (por Zapatero) en el nombramiento del Ejecutivo y en la toma de decisiones" y en que "el nombramiento de ministros no ha obedecido a razones políticas identificables, ni su cese".

Y digo yo: ¿ese es el problema? ¿Que Zapatero se comporta como un presidente y elige y cesa a sus ministros por su cuenta? Joder, pues no veas cómo ha cambiado el cuento (y el análisis certero) desde aquello del cuaderno azul y el "esto es lo que hay". Atentos a las próximas semanas.

7 comentarios

Anónimo dijo el 23/9/09 5:48 p. m.

Digo yo que si ahora cambian sus editoriales por intereses empresariales qué podemos pensar de los anteriores. ¿Se debían a una estrategia empresarial diferente?

Evaristo dijo el 23/9/09 6:57 p. m.

Anónimo, en mi opinión no tiene por qué. Ese tipo de argumento me recuerda al falaz "si usted no cede le pondrán bombas y si no le ponen bombas es porque ha cedido" que le soltó Rajoy a Zapatero. Que un grupo editorial meta caña al presidente del gobierno cuando este va a tomar (o toma) medidas que le perjudican no proporciona ninguna evidencia sobre la razón por la que el grupo editorial no le meta caña en otras ocasiones. Puede ser porque piensa que así va a vender más periódicos, ya que eso es lo que quieren leer sus lectores potenciales. O puede que esa sea la opinión de sus periodistas, a los que previamente ha contratado según su sintonía con la línea tradicional del periódico. O puede ser que lo haga porque espera que el gobierno tome una medida favorable a sus intereses empresariales, no te digo que no. Pero como te digo en mi opinión eso no se puede inferir de lo que ahora está pasando.

(*4*)trazos dijo el 23/9/09 8:02 p. m.

Pues parece que no todos piensan lo mismo .

Yo me hago la misma pregunta que Anónimo: ¿La sintonía anterior Prisa - gobierno tenía que ver con otras concesiones (quizá futboleras)?

Evaristo dijo el 23/9/09 8:19 p. m.

(*4*)trazos, no sé, pero la verdad es que no veo que el artículo del New York Times diga algo distinto a lo que yo he escrito. Vamos, que identifica igual que yo que el cambio de línea editorial de PRISA se debe a la (segunda) guerra del fútbol. Sobre el por qué de la anterior sintonía PRISA-gobierno no veo nada en el artículo del NYT, e insisto: habrá sido por los intereses que haya sido, pero esto de ahora no aporta evidencia sobre eso de entonces. ¿Era entonces por otras concesiones futboleras? para ponerlo en duda vale un contraejemplo: PRISA lleva mostrando una línea editorial fundamentalmente favorable al PSOE desde hace 30 años, cuando el fútbol se veía por UHF.

(*4*)trazos dijo el 24/9/09 10:07 a. m.

Hola Evaristo... Cierto que el fútbol se veía por UHF y, también, por la primera cadena cuando sólo había dos. De eso hace ya mucho, pero de la concesión de Felipe González (ya en horas bajas y a punto de perder las elecciones) de un canal analógico de pago, no hace tanto, 13 o 14 años. De ahí salió Canal Plus, que transmitió mucho fútbol.

Si el enfado actual de PRISA es, realmente, por una cuestión comercial (y no por el estilo más o menos presidencialista del presidente), la armonía pasada estaría fundamentada en... je ne sais quoi, claro... Pero si el mal rollo de ahora se basa en intereses comerciales ¿por qué había buen rollo antes? Sólo pregunté antes y vuelvo a preguntar ahora.

Además, si PRISA está enfadada por una causa de interés comercial, pero decirlo abiertamente y protestar por las razones en las que la compañía cifre la injusticia cometida utilizando sus medios queda feo y, quizá, sea poco eficaz, y decide, por tanto, disfrazar su protesta real en quejas continuas por el comportamiento presidencialista del presidente (y por la bajini lanza granadas y habla de los amiguitos del presidente, este chico de León, las gracias y gracietas de Sebastián)... es un poco marrullero, de mal estilo.

Pero bueno, igual es que El País es ahora el periódico global de las noticias en español y ya no el diario independiente de la mañana y se han tirado en plancha al todo por la pasta.

(*4*)trazos dijo el 24/9/09 11:24 a. m.

Sé que es un poco largo, pero creo que Juan Luis Cebrián explica aquí algo de lo que está sucediendo ahora. Las tentaciones de los medios a actuar no a favor de los usuarios sino a favor de sus dueños parecen irresistibles.

De 2007 es el texto. Largo pero sin desperdicio.

(*4*)trazos dijo el 24/9/09 11:26 a. m.

Perdón, me debí equivocar al editar el html del enlace en mi post anterior. Aquí va

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker