martes, junio 22, 2010

Acusa, que algo queda

Caso Bono. Unos militantes del PP son identificados en unas fotografías en las que aparecen en actitud violenta en un intento de agresión al entonces ministro José Bono durante una manifestación. Los policías que les detienen para interrogarles son acusados y declarados culpables de detención ilegal por el juez Hidalgo. Finalmente el Supremo les absuelve, por entender que la detención estaba plenamente justificada por un intento de atentado a la autoridad.

Caso Bórico. Un perito de la policía científica se inventa una extravagante conexión entre ETA y el 11M, que sus superiores corrigen por carecer de fundamento, basada en la coincidencia de la aparición de ácido bórico en un registro relacionado con la banda y en otro relacionado con un terrorista islamista. Esta sustancia se utiliza como insecticida para cucarachas y como desodorante, pero eso no impide que se de pábulo a múltiples teorías contra la investigación del atentado desde el Partido Popular y sus medios afines, y los altos cargos de la policía científica son acusados de falsedad. Finalmente la Audiencia de Madrid les absuelve y califica de irrelevante que pueda hallarse ácido bórico en casas diferentes dado que se trata de "una sustancia de uso doméstico".


Caso Leganés. El 11 de marzo de 2005 la Consejería de Sanidad destituye a Luis Montes, entonces jefe de Urgencias del Severo Ochoa, tras conocerse una denuncia anónima en la que se acusa a médicos del centro de haber causado la muerte a 400 pacientes por aplicarles sedaciones indebidas. El juez de instrucción archiva inicialmente la causa abierta contra Montes y otros siete médicos del hospital, si bien afirma que hubo mala práctica médica, aunque no se puede demostrar que ésta causara las muertes. Finalmente, tras casi tres años de calvario judicial, político y mediático, la Audiencia Provincial de Madrid estima el recurso de apelación presentado por el ex jefe de Urgencias descartando totalmente la mala práctica.

Caso del PP de Villaviciosa de Odón. La entonces presidenta local del PP de Villaviciosa de Odón, Pilar Martínez, presenta una denuncia ante los órganos internos del partido tras haber constatado la existencia de una oleada de afiliaciones irregulares con las que se alteraba el equilibrio del partido de cara a las elecciones internas. La Cadena SER difunde esta información sobre las presuntas afiliaciones irregulares, y se centra exclusivamente en las 78 que según la denuncia interna eran personas que no habían seguido los trámites y de las cuales, muchas de ellas, estaban vinculadas con Bravo y Vázquez, empresarios relacionados con el "Tamayazo". El director de la cadena y el director de informativos son condenados como autores de un delito de "revelación de secretos" a un año y nueve meses de prisión, y a las penas accesorias de "inhabilitación especial para la dirección de medios de comunicación y el ejercicio de la actividad de periodistas". Finalmente, estos días se ha concocido que la Audiencia Provincial de Madrid ha estimado el recurso presentado por los periodistas, anulando la condena al estimar que la lista de afiliados irregulares publicada no constituye un delito de revelación de secretos.

Suma y sigue. Para todas estas personas las acusaciones iniciales fueron muy serias y en todos los casos supusieron un linchamiento social y mediático de consecuencias irreparables. Cada una de estas sentencias absolutorias supone un triunfo de la razón frente a la ignominia, pero también cada una de ellas supone que antes se había cometido una injusticia que nos causó un poco más de daño como sociedad. Cada vez más polarizados, sin punto de encuentro posible: los tuyos y los míos; los buenos y los malos. Así nos va.

Editado el día siguiente. Obviamente, la lista no es exhaustiva. De hecho faltan la gran mayoría de los casos en los que participan organizaciones como el centro Tomás Moro o Manos Limpias (sobre la que ya escribí un post similar hace tiempo), especializados en querellarse contra todo el que no piense como ellos. Estrategia que suele venir de perlas a los políticos de su cuerda:

4 comentarios

El anónimo dijo el 23/6/10 4:50 p. m.

Desde luego que no es una lista exhaustiva. No has puesto ni uno solo de los casos denunciados por los socialistas que han acabado en la papelera después de ocupar telediarios y portadas de periódicos o de enviar inocentes a prisión preventiva. Ni uno. Es por pura pereza que no te hago una lista (sólo te apunto unos nombres: caso del lino, caso salmón, operación tótem...), no por no jugar al "ytumasismo".

Evaristo dijo el 23/6/10 8:03 p. m.

A ver, el anónimo, no he mencionado ningún caso de acusaciones por corrupción porque en el post me refiero a esos casos en los que se mata al mensajero y se acusa al denunciante en vez de al que comete el delito: los policías en vez de los que intentan agredir a un ministro, los mandos de la policía científica que corrigen la pantomima de un perito que se empeña en inventarse una relación falsa en un informe, los mandos de un servicio de urgencias en vez del gobierno que los destituye sin motivo, los periodistas que informan sobre una irregularidad en lugar de quienes la cometen. Para que te hagas una idea, son casos como el de los crímenes del franquismo y la denuncia de Falange contra el juez. Así que qué quieres que te diga, tus ejemplos no vienen a cuento.

En cualquier caso, si no quieres jugar al ytumasismo digo yo que lo suyo es no responder con un comentario en el que básicamente lo que vienes a (intentar) decir es "y tú más". No sé, digo yo.

El anónimo dijo el 23/6/10 11:24 p. m.

Lo mismo tiene que lo mismo da, Evaristo. ¿Matar al mensajero, dices? Pues si quieres hablamos de lo que tuvo que pasar Marino Barbero por investigar FILESA, o las insinuaciones contra la juez y la policía que investigan el caso Ninette aparecidas en la prensa desde el entorno de Escudero, o el ofrecimiento a Grande-Marlaska del puesto de juez de enlace en Londres si accedía a "congelar" el caso Faisán hasta la vuelta de Garzón, o lo que se dijo desde el PSOE a propósito del propio Garzón cuando investigaba el GAL, o las presiones de De la Vega sobre el Fiscal General del Estado en el caso Gürtel o sobre la presidenta del Constitucional por el Estatut... Anda que no hay tela que cortar.

A ver, un ejemplo de atacar al denunciante en vez de al que comete el delito... ¿no podría ser arremeter contra Falange y contra Manos Limpias en vez de contra el multiimputado Garzón?

Offtopic: Si Cristiano Ronaldo metiera algún día un gol como el que ha metido Holman hace un rato, le harían una estatua en la Puerta del Sol.

piezas dijo el 24/6/10 12:09 a. m.

Interesante el caso de Falange y Manos Limpias, presentes ambas como acusación particular, y por tanto es dado entender como damnificadas.

¿Como damnificadas, de qué?

Pues en esas, como ambas asociaciones argumentaban y les corrigió de manera tan peculiar el peculiar instructor, damnificadas de lesión al honor y a la patria, ya que difícilmente podían argumentar otra cosa.

Así que nos encontramos con una situación curiosa: o no son organizaciones legitimas en el proceso o si lo son apoyamos la idea de que hay que defender a los actores del genocidio y la dictadura de sus propias víctimas.

Usted mismo anónimo, sírvase.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker