miércoles, mayo 14, 2008

La dictadura del relativismo católico

Los obispos españoles, haciendo uso de su libertad de expresión, opinan que algunos -no se especifica bien quiénes- "tratan de erradicar nuestras raíces cristianas más propias". Según la tesis del cardenal primado Antonio Cañizares, "el laicismo esencial y excluyente que se pretende imponer" intenta acabar con "el patrimonio y los principios morales que caracterizan a Occidente, sustituyéndolos por la dictadura del relativismo. Nos hallamos inmersos en una gran revolución cultural. Desde hace unos decenios estamos asistiendo a una profunda transformación en la manera de pensar, de sentir y de actuar, donde Dios no cuenta". Asímismo, un documento de la Conferencia Episcopal con motivo del Domingo de Pentecostés culpa de la crisis del catolicismo "a las imágenes parciales y sesgadas" emitidas por algunos medios de comunicación. Entre otros motivos del "desinterés por la formación cristiana", señalan la ruptura de la cadena en la transmisión de la fe en el seno de la familia y los "sucesivos procesos de secularización que padece la sociedad española".

El Rey de la Baraja aprovecha la ocasión para, en el libre ejercicio de su libertad de expresión, realizar una declaración institucional. Porque yo creo que algunos (y especifico quiénes: los católicos) "tratan de erradicar mis raíces ateas más propias". "El catolicismo esencial y excluyente que se viene imponiendo intenta acabar con el patrimonio y los principios ilustrados que caracterizan a Occidente, sustituyéndolos por la dictadura del oscurantismo y la superstición. Nos hallamos inmersos en una gran revolución conservadora. Desde hace siglos asistimos a una profunda negación del ejercicio de pensar, de razonar y de opinar, donde sólo cuenta el amigo invisible de los católicos. La culpa del auge del catolicismo, en detrimento del ateísmo o el agnosticismo, la tienen las imágenes parciales y sesgadas emitidas por los católicos sobre los que no creemos en Dios. Entre otros motivos de este persistente interés por creer en un amigo invisible, el Rey de la Baraja señala el adoctrinamiento que los católicos realizan sobre los niños y los sucesivos procesos de intromisión de la jerarquía católica en la gobernación de la sociedad española."

2 comentarios

Juanan dijo el 15/5/08 12:17 a. m.

Totalmente de acuerdo con usted, señor evaristo, el rey de la baraja.

La unica iglesia que me ilumina es aquella que arde (tampoco tan radical pero el espiritu es ese)

Jorge Carrillo dijo el 21/7/08 11:29 p. m.

El relativismo tiene en su primer postulado, su propia condena y contradicción, a decir:

"Todo es Relativo"

La simple frase se muestra así como la verdad absoluta a partir de la cual se contruye el edificio de lo ambiguo. Sin embargo, esta "verdad" contradice su propio ser al ponerla a si misma en tela de juicio, luego como tal, deja abierta la puerta para negarla desde mi punto de vista, de manera que para si para mi no es cierta entonces estoy en lo cierto.

Una verdad que se niega a si misma simplemente no es verdad ni principio de verdad, sino solo juego de palabras.

Todo el Relativismo es un edificio de confusión, una torre de babel, que no necesita la mano de Dios para destruirla, porque de suyo no tiene cimientos, más alla de la prpopia rbitrariedad de quien esgrime su postulado como defensa de sus propias debilidades.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker