miércoles, julio 09, 2008

¿Quién es el inveraz?



La portada de hoy de El Mundo es la más [calificativo censurado por Blogger debido a la directiva sobre horario infantil] que han publicado en mucho tiempo, que ya es decir. En fin, ya dediqué ayer un post a resumir lo más significativo de la sentencia del caso sobre el ácido bórico, y que en cualquier caso también se puede leer completa, así que sólo quiero hacer un par de comentarios sobre el titular en sí. En primer lugar, este es el párrafo en que la sentencia menciona la palabra "inveracidades":

Por tanto, y aunque ha de compartirse que se incorporaron inveracidades al documento tantas veces discutido, tales como que el acusado Francisco Ramirez fue el autor de dicho informe analítico, ello no significa que se produjera un daño efectivo, real o meramente potencial en la vida del derecho a que estaba destinado el documento. Se produjo una “mutatio veritatis” objetiva, pero para que fuera típica hubiera sido necesario que afectara a la esencialidad del documento que, como se viene razonando, no se alteró, porque las muestras remitidas eran “ácido bórico”, y así se comunicó a la unidad que solicitó el informe.

En segundo lugar, es evidente y objetivo que la sentencia realiza más comentarios negativos hacia el comportamiento del perito Manuel Escribano que hacia los policías, con lo que no parece una buena práctica periodística extraer un resumen como el del titular. A modo de ejemplo, la palabra inveracidad aparece sólo una vez en la sentencia; la palabra especulación aparece 6 veces, siempre referida al perito; La palabra rigor, en sentido negativo (falta de, carente de) aparece 9 veces referida al perito, frente a una vez referida a los policías, pero en ese caso con sentido positivo (respetaran las pautas de rigor científico).

En tercer lugar, y más importante, resulta incomprensible que ni el titular, ni las dos frases que lo acompañan, ni el editorial "LOS JUECES CORROBORAN, PUNTO POR PUNTO, NUESTRA DENUNCIA" (???) mencionen el hecho fundamental de que los acusados han resultado absueltos.

Y en cuarto y último lugar, lo que quizás sea más relevante, la sentencia deja meridianamente claro que lo que si acaso considera una irregularidad administrativa (que no penal) es el hecho de que los policías "no cumplimentaron con arreglo a formas jurídicas concretas la sustitución del perito, la asignación del nuevo informe y la formalización del dictamen final", pero que la supresión del apartado de observaciones del informe original, que era donde se mencionaba gratuitamente a ETA, estaba plenamente justificado y no constituye falta alguna. De forma que sí, la sentencia menciona una vez un derivado de la palabra "inveraz" (con un "aunque" delante y seguido de un "ello no significa", como hemos visto), pero lo que seguro que no hace es establecer la causalidad "para no vincular a ETA con el 11-M".

Yo no sé vosotros, pero a mí cada día más me parece que la gente que lee El Mundo paga para que les cuenten las noticias del revés. No son los únicos: también en Telemadrid, la cadena de todos los madrileños de bien, tomaban ayer (como tantos otros días) por tontos a sus espectadores.

2 comentarios

morenohijazo dijo el 10/7/08 12:30 a. m.

Excelente currazo, amigo rey. pásate a emperadordelabaraja, anda

Alberto Ríos Mosteiro dijo el 10/7/08 11:43 p. m.

Es que Pedro J. Ramírez vive en su MUNDO y en él, si el ácido bórico sirve para algo más que para matar cucaharachas, todo es posible. Fíjate si todo es posible que hubo un día en que era posible dialogar y negociar con ETA, pedir la autodeterminación del País Vasco o incluso vulnerar la libertad de expresión de uno de sus más destacados columnistas a base de tijerazos. En fin, es el MUNDO de Pedro J., un mundo que debería ser objeto de estudio en las facultades de psicología. Un saludo.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker