lunes, diciembre 08, 2008

La culpa la tienen los ateos

Una nueva entrega de la serie chorriflauteces sobre la crisis:

El hombre quiere ser como Dios. Esta es, según el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, la causa y la raíz de todo los males. Tanto de la "crisis económica y financiera" como del mayor "drama de nuestro tiempo: la pérdida de la conciencia de pecado".

Según el cardenal, el drama de la "pérdida de la conciencia del pecado" corre el peligro de "agravarse hoy, no sin unos ciertos visos de tragedia, por la aparición social y cultural de formas de negación de Dios manifestadas y activadas con una radicalidad intelectual y una militancia insospechadas hasta hace poco tiempo y sin muchos precedentes históricos".

Tanto es así que "el rechazo habitual de la posibilidad de calificar y valorar éticamente la conducta humana según la Ley de Dios ha llegado ya al punto de la negación tajante de la validez objetiva de cualquier norma moral que pretenda vincular al hombre no sólo pública sino privadamente".

Esta "osada pretensión del hombre actual" de "pretender ser como un Dios, naturalmente un Dios despótico, un No-Dios, lo contrario del Dios verdadero" es también, según Rouco, la causa de la crisis, "cuyas consecuencias angustiosas del paro y de la pobreza son cada vez más visibles".

4 comentarios

Fet dijo el 9/12/08 12:26 a. m.

Esta gente es imbécil y sus seguidores deficientes mentales.
Y lo siento si alguien se da por aludido, pero es que hay que ser muy borderline para comulgar cpon las piedras de molino que reparten estos hipócritas farsantes fariseos.
Copón.

eulez dijo el 9/12/08 11:00 a. m.

A mi me ha gustado eso de "radicalidad intelectual". Es curioso, eh? Es como si hubiese que ser un poco tonto para ciertas cosas...

Evaristo dijo el 9/12/08 12:32 p. m.

Fet, muestras una radicalidad intelectual y una militancia insospechadas hasta hace poco tiempo y sin muchos precedentes históricos. Hay que ver lo mal que os sienta la democracia al populacho ;)

Eulez, a mí también es una de las que más me ha gustado, junto con "el rechazo habitual de calificar la conducta humana según la Ley de Dios" (yo es que prefiero las leyes de los hombres), o lo de "pretender ser como un Dios" (sí, eso precisamente, no te jode...) y que eso sea la "causa de la crisis". En fin, que iba a poner algunas frases en negrita pero al final he decidido dejar el texto tal cual, porque si no iba a acabar resaltándolo todo.

Otra cosa que me llama profundamente la atención, y que ya he constatado en otras ocasiones, es la frecuencia e intensidad con la que los representantes de la Iglesia se dedican en sus sermones a criticar y culpar de todos los males a los que no creemos en Dios. Lo he podido comprobar hasta en celebraciones tan aparentemente festivas como una boda o un bautizo. Eso sí, no se te ocurra a ti realizar la más mínima crítica a los que sí creen en Dios o a los representantes de la iglesia, porque entonces estás cometiendo una falta de respeto a las creencias religiosas. Claro, con semejantes argumentos, no me extraña que les moleste la "radicalidad intelectual".

Anónimo dijo el 9/12/08 7:13 p. m.

Un poco de originalidad, monseñor, que ésto ya lo dijeron hace poco unos papanatas fundamentalistas estadounidenses... solo falta que empiece usted a pedir que se siga la biblia literalmente y la invasión se habrá completado. Este se puede emparejar con su equivalente en la iglesia católica en Inglaterra (que también hay católicos y más desde que empezaron a ordenar mujeres como sacerdotisas en la iglesia anglicana) que decía que la educación era malísima para el mantenimiento de la fe y, consecuentemente, de la religión.

Sacando un tema de Murcia, ya que es mi tierra, según este individuo, ¿Mendoza, capo de la Universidad Católica, es ateo? Porque con la cantidad de jugadas legales que ha hecho para quedarse con la titularidad de la magna obra es para tiritar de miedo. Y sin embargo el Vaticano le ha dado el beneplácito. Ostras, ateos en las altas instancias! Y sin pegar un tiro! Mi sarcasmómetro se acaba de escacharrar.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker