miércoles, abril 08, 2009

Ya lo dije yo

La asociación de consumidores Facua de Castilla y León ha enviado una misiva al delegado del Gobierno en la comunidad, Miguel Alejo, en la que le solicita que se impida que procesionen las cofradías de la Comunidad que decidan salir a la calle con un lazo blanco y, de manera previa, no lo hayan comunicado a las correspondientes subdelegaciones. En caso de no hacerlo, considera que debe prohibir la procesión "e incluso disolverla por los antidisturbios".

En la misiva, Facua señala que las procesiones de Semana Santa en Castilla y León, "que hasta la fecha fue folklore y parafernalia", pretender ser este año "actos reivindicativos por el derecho a la vida", por lo que "servirán como medida de protesta contra la reforma de la Ley del aborto" a través del lazo blanco.

Por ello y tras recordar que, como asociación de consumidores, tuvo que informar a las administraciones del desarrollo de actos reivindicativos y aportar el lema, el día y la hora, el recorrido por la vía publica y los responsables de la misma, Facua exige un "trato igualitario" y solicita a Alejo que informe a todas las juntas de cofradías de Semana Santa de Castilla y León de que, "si lucen un lazo blanco alguno de los cofrades o en un objeto de la procesión", se debe informar de manera previa a los subdelegados del Gobierno de cada provincia.

La petición sólo se ha hecho para las cofadrías de Castilla y León y desde Facua no se pretende ampliar a nivel nacional, aunque están de acuerdo en que "si un acto religioso se convierte en un acto político debe pedir la licencia correspondiente". Asimismo, la organización asegura que respetan "a quién quiera ponerse el lazo blanco, a las cofadrías y sus compañeros castellano-leoneses".

Totalmente de acuerdo. De hecho eso mismo ya lo dije yo hace unos meses.

4 comentarios

Small Blue Thing dijo el 9/4/09 3:31 p. m.

Y digo yo: ¿por qué, muy solidariamente, no dejan el paso en su casa (del paso) y salen en manifestación, con sus pros y contras? Sería muy respetable y digno de admirar, aunque la idea por la que lo hagan nos parezca a algunos muy equivocada.

Es lo que se llama en mi tierra estar al plato y a las tajás.

Anónimo dijo el 9/4/09 8:51 p. m.

vaya tontería. Ahora resulta que la gente no puede reivindicar lo que le de la gana. Imagino que cuando en la gala de los premios Goya se hacen proclamas a favor del canon digital o cuando se ataca a políticos aprovechando actos públicos, habría que llamar a los antidisturbios para disolver la reunión. Eso me recuerda a épocas pasadas. ¡Menudo concepto de libertad tiene algunos!

Evaristo dijo el 10/4/09 9:41 a. m.

Efectivamente, small.

Anónimo, pues a mí lo que me parece una tontería bien gorda es confundir una entrega de premios, en un recinto cerrado, de una asociación a sus miembros, con marchas por todas las calles de España en las que de antemano se dice que habrá un mensaje político. Eso en mi pueblo se llama manifestación, por supuesto que tienen derecho a hacerlo, pero siguiendo las normas que hay para ello. Sí, algunos confunden la libertad con el tocino.

Cruzado dijo el 12/4/09 4:33 p. m.

Claro que la libertad de expresión y la libertad religiosa son derechos de las personas y no deben ser restringidos.

Sin embargo, cada uno ha de materializarse según los cauces apropiados, incluso reglamentarios.

Me explico, igual de mal me parece que una persona en un acto determinado aproveche para expresar su opinión política (salvo que el acto sea puramente político. En un acto religioso no se deben expresarse opiniones ni opciones políticas y viceversa.

Por supuesto nadie está en su derecho de impedir que una persona vestida de nazareno lleve un lazo blanco (como si el vestido es de lagarterana), empero en el momento de la manifestación religiosa (una procesión lo es) ha de ocultarlo convenientemente y puede si es su deseo volver a exhibirlo al finalizar el acto (en el metro como hemos visto esta semana en la TV)

Lo contrario son ganas de ofender y como indica la misiva de FACUA es realizar un acto para el que no se está autorizado.

Si nuestra primera premisa para convivir en democracia fuera "el respeto" jamás estaríamos discutiendo sobre esto. Lo que nos cuesta, a veces, es mantener esa premisa cuando aquellos que están en otra concepción política se la saltan a la primera. Reitero que no me gustó las coletillas de no a la guerra en la entrega de los premios de cine (aunque estaba de acuerdo con ellos en el mensaje, no era el momento)

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker