miércoles, noviembre 04, 2009

Religión en las escuelas



El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictó ayer una histórica sentencia contra la presencia de los crucifijos en las aulas de las escuelas públicas italianas. El Vaticano por su parte se lamenta de que quiten los crucifijos y dejen las calabazas de Halloween, comparación que no deja de ser una curiosa manera de aceptar (subconscientemente) lo que muchos venimos diciendo desde hace tiempo: que la religión no es otra cosa que una forma de superstición. Ahora bien, como de lo que se trata precisamente es de sostener ante los alumnos que la religión no es una superstición, sino que es verdad, entonces casi que prefiero que los crucifijos los cuelgue cada cual en su casa y que en la escuela se limiten a educar, que buena falta hace.

3 comentarios

el liberal dijo el 5/11/09 9:36 a. m.

La religión debe quedarse en el ámbito familiar salvo claro está que tu hijo vaya a un colegio religioso porque te sale de los cojones.

Igualmente habrá que impedir otro tipo de manifestaciones como el velo ¿no?

Lo que creo que es un sin sentido es que llegue Navidad y en los colegios no se pueda poner un belén pero si al gordito de la coca cola. Si no existe la Navidad entonces lo que tienen que hacer es primero no dar vacaciones de "Navidad" y por supuesto ni colocar lucecitas ni estrellitas ni guirnaldas...y también hay que aniquilar las vacaciones de Semana Santa, pero qué es eso que cuatro locos salgan y ocupen la calle que es de todos y por tanto laica con sus manifestaciones religiosas, sus cristos y sus vírgenes... pero ¿es que alguien se cree que queda alguna???

La pregunta es ¿dónde está el límite? ¿Se trata de eliminar cualquier manifestación religiosa pública?

Evaristo dijo el 5/11/09 6:36 p. m.

Si es un colegio religioso privado eso ya es cosa de cada cual. A mí personalmente me parece un error enseñar religión a los niños pequeños, creo que eso es cosa de adultos, que son los que tienen capacidad para decidir si se quieren creer algo sobre lo que no existe evidencia alguna, pero lo que está claro es que los colegios públicos son aconfesionales por definición.

Estoy de acuerdo en prohibir el velo en las escuelas (las públicas, por la misma razón que antes), aunque hago una precisión a tu comparación: no tiene la misma transcendencia una manifestación religiosa del colegio (el crucifijo colgado en las aulas), que es un centro público del estado, que es aconfesional, que la manifestación religiosa de una alumna. Aún así como digo yo estaría de acuerdo en suprimir todo tipo de manifestaciones, como se hace en Francia.

La diferencia fundamental entre el gordito de la cocacola y el belén es que en el primer caso nadie pretende que te lo creas. No es una diferencia menor: es la madre del cordero en este debate. En cualquier caso, la estrategia de "me llevo el scattergories" amenazando a la gente con el todo o nada es absurda. Vacaciones escolares va a a haber con o sin religión católica en las escuelas. Y nadie está diciendo lo que la gente tiene que hacer en su casa o en su tiempo libre en la última semana del año. Bastante se hace ya con hacer coincidir las vacaciones con las fiestas católicas. De lo que se trata es de eliminar la manifestaciones religiosas en las escuelas públicas. No es tan difícil de entender.

¿Que dónde está el límite? Pues en las manifestaciones religiosas en las escuelas públicas. Son escuelas aconfesionales a las que los niños van a aprender cosas que son verdad, no supersticiones. Y no se trata sólo de la religión. Tampoco se deben enseñar (o colgar de las paredes) supersticiones como el horóscopo o los poderes mágicos del curandero del pueblo.

Respecto a lo de que los católicos dejen de ocupar la calle en Semana Santa, por mí cuando quieras.

el liberal dijo el 6/11/09 9:21 a. m.

El tema de las escuelas está claro, el resto no tanto.
Hay un matiz muy claro en comparación con Francia u otros y es que España es aconfesional, no laica y por tanto el Estado reconoce y mantiene relaciones y acuerdos con las distintas religiones, cosa que un Estado laico no hace. Por tanto las manifestaciones religiosas y su implicación en la vida pública estan acordadas con el propio Estado español, por lo que habría que cambiar la Constitución española.

Tu problema y el de muchos como tu es que no asimiláis que este país es de fundación y tradición católica y por tanto los valores y usos cristianos están presentes en la mayoría de la vida pública. No se trata de creer en Dios o en marcianitos, esa es una visión un poco superficial y obtusa del tema, la cuestión es mucho mas compleja.
En España la gente no va a misa pero sin embargo mayoritariamente se casa por la Iglesia, va a las romerías, le encanta su Semana Santa y se reune en Navidad alrededor de un belén por poner algún ejemplo. Esto ha sido así desde tiempo inmemorial y seguirá siendo así por mucho tiempo.
Admito que haya gente que esto le joda pero es lo que hay, son lentejas y además es lo democrático porque la mayoría lo quiere así.

Que conste que no soy católico y critico a diario a la Iglesia.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker