miércoles, febrero 17, 2010

Sobre recetas y curanderos

En el Partido Popular están tan convencidos de que sus "recetas" son las únicas posibles para curar a la enferma economía española, que llevan unos días planteando que Zapatero solo tiene dos opciones: hacer suyas las propuestas del PP o abandonar el Gobierno. Es obvio que se trata de una forma de plantear el debate un tanto presuntuosa, por calificarla de una manera suave, pero no es eso lo que me parece más interesante en este caso. Me llaman más la atención las razones que esgrime Rajoy para estar tan convencido de la bondad de sus "recetas"; ha dicho hoy en el Congreso, dirigiéndose a Zapatero:

¿Me puede explicar usted la coherencia y eficacia de sus medidas? Las nuestras no se han aplicado, pero cuando se aplicaron algunas parecidas se crearon cinco millones de puestos de trabajo y el prestigio de España no tenía nada que ver con el que tenemos en este momento.
Y ahí es donde, en mi opinión, está la madre del cordero. Porque lo que está por debatir es si ese crecimiento que el PP esgrime como exitoso no fue más bien un ejemplo de libro de que crecer mal sólo resulta en pan para hoy y hambre para mañana. Se ha repetido ya hasta la saciedad que la gran "culpa" de Zapatero en esta crisis fue no verla venir y, sobre todo, no haber hecho nada para evitarla en la época de vacas gordas; se argumenta que el presidente debería haber tomado medidas más ambiciosas para cambiar el modelo productivo, demasiado dependiente del ladrillo; se dice que se dedicó a felicitarse por las buenas cifras económicas sin preocuparse de lo que ocurriría después, cuando la burbuja estallara. Y yo me pregunto: ¿qué son esos cinco millones de puestos de trabajo de los que habla Rajoy sino la burbuja misma? ¿Qué era ese prestigio de España ("el milagro español") sino una gran pirámide especulativa sustentada en puestos de trabajo inmigrantes de bajísima cualificación, como nos vienen recordando los principales diarios económicos de medio mundo? ¿Cómo se puede tener la cara dura de sacar pecho de ese crecimiento basura en un debate en el que de lo que se culpa al Gobierno actual es precisamente de no haber sabido cambiar el modelo a tiempo?

2 comentarios

El anónimo dijo el 17/2/10 3:22 p. m.

Evaristo, se puede sacar pecho perfectamente cuando el modelo de Zapatero es hambre para hoy y para mañana y para pasado mañana.

Saludos.

(*4*)trazos dijo el 18/2/10 9:57 a. m.

Pues no puedo estar más de acuerdo, Evaristo. De los polvos mágicos de ese milagro español vienen estos lodos. Pero ahí lo tienes, con un par, pidiendo a los diputados socialistas que le den la presidencia (que él no ha sabido ni podido ganar en elecciones) a él...

Este es un país rarito, la verdad

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker