sábado, enero 08, 2011

Resolución de conflictos

Está la opción de aprobar leyes en el parlamento y solicitar su aplicación acudiendo a las autoridades, que alguno lleva tan mal:

Por cierto: Anna Frank fumaba. La delató un vecino a la Gestapo cuando bajó a fumar al bar

Y luego está la opción Puerto Urraco, que parece más del gusto de ese mismo del párrafo anterior:
(...)Y mientras tecleo estas líneas, el imbécil del hijo de un vecino tiene a tope una cinta de bakalao, atronando media sierra de Madrid. Y, mientras analizo los pros y los contras de comprar en el Corte Inglés una escopeta de caza con postas como bellotas y convertir la casa de mi vecino en una sucursal de Puerto Urraco(...)

Pues yo no sé vosotros, pero a mí, por mucho disfraz de Hitler que le ponga nuestro querido Mr T mayúscula de la academia, la primera opción sigue pareciéndome mejor.

1 comentario

El anónimo dijo el 9/1/11 2:32 p. m.

Pues si te has escandalizado con lo de los cartuchos de posta, te recomiendo que leas su artículo de esta semana, porque echarías las muelas.

Magnífico artículo, dicho sea de paso.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker