lunes, marzo 28, 2011

Munición electoral

El presidente autonómico murciano Ramón Luis Valcárcel ha realizado hoy unas sorprendentes declaraciones en las que se mostraba partidario de que "los ciudadanos asuman también el coste de sanidad y educación". Habida cuenta de que los ciudadanos ya asumen ese coste a través de sus impuestos, se entiende que Valcárcel se estaba refiriendo a un coste adicional, mediante alguna fórmula tipo copago, (semi)privatización, reducción de becas o similar. El portavoz nacional del PP ha aclarado poco después que su partido no es partidario del copago, con lo que no queda del todo claro si Valcárcel ha metido la pata o la ha enseñado por debajo de la puerta.

En cualquier caso, me llama profundamente la atención que el diario La Verdad de Murcia vea el asunto desde este punto de vista tan... [me faltan palabras]:

2 comentarios

El anónimo dijo el 29/3/11 3:20 p. m.

Bueno, Blanco es conocido por utilizar cualquier cosa como munición antipepera, así que el titular de La Verdad no me parece tan... (pon la palabra tú, si ya la has encontrado).

¿Qué es un titular tan...? A ver si he cogido el concepto. ¿Es esto un titular tan...? ¿Lo es esto? ¿O tal vez esto? ¿Y esto?

Ya sé que no te gusta La Verdad, que eres más de prensa imparcial como El País, pero este último ataque me parece tan..., tan... No sé qué palabra usar.

Anónimo dijo el 5/4/11 3:02 p. m.

Sin ánimo de ofender a nadie. Son temas delicados.
Creo que Valcárcel asomó la patita por debajo de la puerta y en su propio partido corrieron a escondérsela, y él, obediente donde los haya, tuvo el descaro de decir que nunca la había asomado.
Gran error mezclar churras con merinas, sanidad y educación. ¿Por qué no incluye al resto de servicios públicos? Pues porque no son comparables, como no lo son la sanidad y la educación, a cada uno lo suyo. Y del tema de la concertada ni habla, por supuesto. Es tema tabú. No es ni siquiera tema, diría yo.
Y dicho lo cual, ¿qué hay de malo en ese asome de patita? El pobre perrillo faldero se atrevió a insinuar la patita que muchos piensan que se debe mostrar enterita, con todos sus pelillos, para ser analizada pelo a pelo, variz a variz, úlcera varicosa incluida, y hasta esfacelo pestilente si se me apura, sopesando los pros y los contras de la depilación a la cera versus suave rasurado o dejemos la patita que se pudra sin tocarla que es mejor no menearla, que también puede ser, pero sin matar al mensajero.
Vamos que, o mucho me equivoco, o las cosas van a seguir como están, o sea, mal. Y todo porque tanto los unos como los otros se la cogen con papel de fumar cuando alguien, en un alarde de murciana espontaneidad, asoma la patita por debajo de la puerta.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker