domingo, junio 12, 2011

Parecidos razonables





En ambas fotos hay una cruz, un tío vestido de Arlequín y un señor un tanto mayor ya para el rollo ese del amigo invisible con super poderes. Lo que no parece que haya es vergüenza.

4 comentarios

El anónimo dijo el 16/6/11 3:29 a. m.

Te contaré una anécdota, Evaristo. Cuando el profesor Tierno Galván fue elegido alcalde de Madrid encabezando la lista electoral del Partido Socialista, al ocupar el despacho oficial en el Ayuntamiento, sobre la mesa de trabajo había un crucifijo, Ante la sugerencia de retirarlo el "viejo profesor" dijo: "Dejen el crucifijo donde está que es símbolo de paz".

Y es que hay que ver lo sensibles que tenéis los progres la piel para todas las creencias que no son las vuestras. Por ejemplo, la camiseta con la bandera republicana que llevaba Esther López en esa misma sesión no parece que te haya molestado tanto. Bueno, o a lo mejor sí, pero no has encontrado fotos de ella.

Un poquito de tolerancia, hombre. Si en la próxima sesión de las Cortes Valencianas el crucifijo de Cotino sigue ahí, estaré de acuerdo en que no es su sitio. Pero llevar a una sesión constitutiva un crucifijo y una Biblia, para que los diputados creyentes puedan jurar por ellos sus cargos, me parece que es un detalle de coherencia y de sentido común. Por ejemplo, todos los ministros de ZP han tenido uno delante cuando han prometido sus cargos ante el Rey, y a ninguno le ha salido un sarpullido por eso.

El anónimo dijo el 16/6/11 8:34 p. m.

Dicho y hecho. Hoy ha habido sesión en las Cortes Valencianas y el crucifijo ya no estaba. Ni el crucifijo, ni la Biblia, ni la Constitución ni el Estatuto de Autonomía Valenciano, claro. O yo he sido incapaz de encontrarlos en las fotos y videos que he visto.

Tolerancia, Evaristo, tolerancia.

Anónimo dijo el 19/6/11 7:34 p. m.

¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino? ¿Tolerancia? ¿Por expresar una opinión diferente? Supongo, anónimo del 16/6/11, que te refieres a la 2ª acepción que al término le otorga el diccionario de la RAE: "Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias." ¿Te parece irrespetuoso Evaristo con esas ideas contrarias? Una cosa es la tolerancia, y otra la legítima discrepancia.
A propósito, el individuo que lleva el crucifijo en la foto de abajo es el jefe de un Estado que no se ha caracterizado a lo largo de la Historia precisamente por tolerar mucho que digamos y, desde luego, sigue sin aceptar discrepancias en su seno hoy en día.
Dicho todo esto con el mayor de los respetos. Pero dicho.

El anónimo dijo el 20/6/11 3:23 p. m.

Amigo anónimo, decir de unas creencias que comparten cientos de millones de personas a lo largo y ancho del mundo que son "el rollo ese del amigo invisible con super poderes" me parece, cuando menos, de una tolerancia discutible.

Aunque para gustos los colores, claro.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker