lunes, octubre 10, 2011

Notas sobre la Euroburbuja

Un interesante post de Paul Krugman:

Alan Greenspan ha escrito otro artículo de opinión profundamente erróneo y destructivo. Además, el sol sale por el este. Greenspan se está consolidando rápidamente como el peor ex presidente de la Fed de todos los tiempos. Pero dado que ha introducido una nueva falacia en el debate, vale la pena responderle.

Uno de los grandes problemas a la hora de ofrecer una respuesta racional a la crisis del euro ha sido la insistencia de los actores clave, especialmente pero no sólo en Alemania, de verlo como un juego de moralidad: la crisis la trajeron los políticos despilfarradores e irresponsables con sus déficits presupuestarios. Ha sido muy difícil transmitir que esa historia se refiere a Grecia únicamente y que España e Irlanda en realidad mantenían superávit presupuestario y la deuda baja en la víspera de la crisis.

Lo que Greenspan hace ahora es introducir una falacia totalmente nueva: toma el aumento de los costes y los precios en el sur de Europa durante el período previo a la crisis como una señal de bajeza moral. Dice Greenspan: "Desde 1990 hasta finales de 1998, los costes laborales unitarios y los precios aumentaron más rápido en el sur de Europa que en el norte. En los años siguientes a la aparición de una moneda única apenas se desaceleró el ritmo. De hecho, la tendencia subyacente sólo se interrumpió por la crisis financiera de 2008. Desde entonces ha habido señales de una estabilización del nivel de precios en el norte y el sur".

Dios mío, ¿por qué los salarios y los precios aumentaron más rápidamente, por ejemplo, en España que en Alemania? Bueno, tal vez tuvo algo que ver con esto:



¿Hola? Hubo un gran boom en España, impulsado por la vivienda y financiado por grandes entradas de capital privado (no público). Por supuesto, los salarios y los precios aumentaron. Y es muy difícil ver lo que las autoridades españolas podrían haber hecho para impedirlo, a excepción de imponer controles de capital o abandonar el Euro.

Entiendo que algunas personas realmente quieren culpar a las víctimas aquí. Pero no por ello tienen razón.

Los que criticamos la supuestamente exitosa política económica de los gobiernos de Aznar solemos decir lo que dice aquí arriba, que el éxito se debió en realidad a una burbuja y que ha sido esa burbuja la que ha causado que ahora la crisis nos haya golpeado más fuerte; y añadimos que si acaso la política del PP lo que hizo fue aumentar el efecto, con la ley del suelo y la deducción del IRPF por vivienda. Pero es cierto que aún sin esas dos medidas la suerte estaba echada desde el momento que entramos en el Euro, el BCE mantuvo los tipos tan bajos y los bancos alemanes y franceses decidieron inyectar enormes cantidades de dinero en el mercado inmobiliario español, factores todos fuera del alcance de la política económica nacional. Cosa que no quieren reconocer/entender quienes critican la supuestamente fatal política económica de los gobiernos de Zapatero, cuando la realidad es mucho más incómoda (y tozuda).

Así, mientras Zapatero nos sirve de bolsa de boxeo sobre la que descargar toda nuestra frustración, el presidente del BCE deja el cargo sin llevarse un solo golpe y la alternativa que propone el PP es repetir lo mismo otra vez.

2 comentarios

El anónimo dijo el 13/10/11 12:27 a. m.

Tres cosas:

A) La deducción del IRPF por vivienda no es de Aznar, sino de Suárez, unos cuantos añitos antes.

B) Felipe González llevó la deducción al máximo, ampliándola a la segunda vivienda.

C) Cuando la burbuja reventó, Aznar llevaba unos cuantos años lejos de la presidencia.

D) Zapatero dijo, en septiembre de 2007, que no había ninguna herencia económica del PP, ya que todas las cifras del ejecutivo anterior habían sido mejoradas por el PSOE.

El anónimo dijo el 13/10/11 12:28 a. m.

Vaya, han salido cuatro en vez de tres. :-p

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker