miércoles, mayo 28, 2008

¿Está usted de acuerdo?

1 -¿Está usted de acuerdo en apoyar un proceso de final dialogado de la violencia si previamente ETA manifiesta de forma inequívoca su voluntad de poner fin a la misma de una vez y para siempre?”

2- ¿Está usted de acuerdo en que los partidos vascos sin exclusiones inicien un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo democrático sobre el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco y que dicho acuerdo sea sometido a referéndum antes de que finalice el año 2010″.

Estas son las preguntas que pretende realizar Ibarretxe a los vascos y las vascas en el mes de Octubre. Sin entrar a valorar si es legítimo o no que se plantee la "consulta", lo que no cabe duda es que al menos se podían haber ahorrado una formulación tan enrevesada, que no parece tener otra intención que ver si alguien pica.

En primer lugar, la primera pregunta es practicamente calcada de la resolución que ya aprobó el Congreso de los Diputados hace tres años. Parece claro que, en principio, podría fácilmente obtener una mayoría holgada de síes. Se echa de menos, eso sí, una condena expresa del terrorismo.

La segunda pregunta, sin embargo, es más complicada. De entrada, a nadie le puede parecer mal que "los partidos vascos sin exclusiones inicien un proceso de negociación". Al fin y al cabo, para eso les pagamos. Si además consiguen "alcanzar un acuerdo", mejor que mejor -por cierto que no se me ocurre qué otro tipo de acuerdo iban a poder alcanzar que no fuese "democrático". En cualquier caso, el problema viene justo después, porque la pregunta realiza un salto lógico abismal y pasa a hablar de "dicho acuerdo". Y claro, digo yo: ¿dónde está el acuerdo? ¿Cómo sabe que se va a alcanzar? En primer lugar, habrá que definir "acuerdo". ¿Debe ser uno en que todos estén de acuerdo? ¿O una mayoría de tres quintos del parlamento? ¿O de dos tercios? ¿O mayoría absoluta? ¿O vale con una mayoría simple? Porque claro, tal y como es el mapa político en el País Vasco, alcanzar acuerdos amplios es bastante complicado, y menos si se espera que esto ocurra "antes de que finalice 2010". Máxime si de lo que estamos hablando es de un difuso "derecho a decidir", en el que no se especifica bien qué es lo que se pretende decidir, aunque ya se puede imaginar uno que se trata de un eufemismo para la autodeterminación -que a su vez es un eufemismo para la independencia. ¿Cómo se va a alcanzar un acuerdo sobre eso si ni siquiera se ha podido alcanzar un acuerdo sobre la realización de esta consulta? Porque digo yo que nadie en su sano juicio pretenderá tomar, con el 50,1% de los partidos, o con 50,1% de los vascos, una decisión que afectaría de forma tan fundamental al 100% de la población. ¿O sí? Pues si esa es la cuestión, ya la podían al menos haber planteado de forma más clara.

1 comentario

Fet E. Stinks dijo el 29/5/08 2:14 a. m.

Un mal jugador de póquer que sigue yendo sin darse cuenta de que todos han visto que va de farol.
Lleva dobles parejas.

Publicar un comentario

eXTReMe Tracker